LA ACTUALIZACIÓN DE LA PENSIÓN DE ALIMENTOS

 

Es muy importante conocer cuando y como debemos actualizar la pensión de alimentos.

Pero antes de contestar a esta cuestión, tenemos que recordar que la cuantía de la pensión de alimentos se determina de conformidad con las posibilidades económicas del progenitor que tiene que pagarlos y también en función de las necesidades reales del que recibe la pensión.

Debe existir un cierto equilibrio entre ambas cuestiones.

De esta forma y para que la pensión puede seguir cumpliendo la función para la que fue dispuesta, esta no debe perder poder adquisitivo ni la proporcionalidad de la que hablábamos en líneas anteriores, siendo, por tanto, absolutamente necesaria su actualización

Al considerarse las pensiones de alimentos como una deuda de valor, estas deben actualizarse tomando las medidas adecuadas al efecto de evitar que la pensión de alimentos pierda poder adquisitivo y que continúe a lo largo del tiempo cumpliendo con su finalidad, que es hacer frente a las necesidades de los beneficiarios de la misma.

Conforme a líneas anteriores, la pensión de alimentos necesita ser revisada y actualizada de forma periódica para que no pierda su función protectora.

Es por ello que es necesario pactar de mutuo acuerdo o bien estar a lo resuelto por la sentencia de divorcio o modificación de medidas unas reglas o bases de cómo va a llevarse a cabo esa actualización.

Los artículos 100 ,103 y 90 del Código Civil recogen esas normas o bases para la actualización.

El artículo 100 CC: 

“Fijada la pensión y las bases de su actualización en la sentencia de separación o de divorcio, sólo podrá ser modificada por alteraciones sustanciales en la fortuna de uno u otro cónyuge”

El artículo 103.3 CC:

“Fijar, la contribución de cada cónyuge a las cargas del matrimonio, incluidas si procede las «litis expensas», establecer las bases para la actualización de cantidades y disponer las garantías, depósitos, retenciones u otras medidas cautelares convenientes, a fin de asegurar la efectividad de lo que por estos conceptos un cónyuge haya de abonar al otro.”

El artículo 90.1.d CC: 

“La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su caso”

¿Qué CRITERIOS SE TIENEN EN CUENTA PARA ACTUALIZAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

Por lo que se refiere a los criterios o bases para proceder a la actualización de la cuantía de la pensión de alimentos estos son muy variados, siendo posible además para las partes establecer unos concretos criterios en atención a sus circunstancias o preferencias personales, aunque el sistema más extendido es el de la actualización conforme a los incrementos (o disminuciones del IPC (Índice de Precios al Consumo)

El IPC, al ser un índice de carácter oficial que trata sobre la variación en el coste de la vida, es muy sencillo de conocer y además es resulta muy fácil hacer el cálculo de la actualización correspondiente por ambas partes interesadas.

Sería igualmente perfectamente válido el uso de otro tipo de bases para la actualización de la pensión como puede ser por ejemplo, conforme a la subida del salario del obligado al pago, un porcentaje sobre los ingresos salariales…etc.

¿Momento para la actualización de la pensión de alimentos?

La respuesta a esta cuestión es variada puesto que no puede establecerse un criterio único al respecto, aunque existen 2 fórmulas que son las más comunes.

  • – Actualizar con efectos del 1 de enero de cada año
  • – Aplicar la actualización de fecha a fecha, lo que supone actualizar la pensión compensatoria de forma anual teniendo como referencia la fecha de la sentencia.

Hay que tener en cuenta que en caso de que el procedimiento haya sido tramitado de forma contenciosa, habrá que estar a la fecha de la sentencia que recoja la obligación de pago de esa pensión de alimentos, es decir, tomemos como ejemplo que la sentencia se haya dictado el 11 de mayo de 2018, habremos de tener en cuenta esta fecha para el cálculo de la actualización según el criterio a aplicar conforme a lo que dijimos líneas arriba (o bien el 1 de enero de 2019 o bien el 11 de mayo de 2019.

Por el contrario, si hemos tramitado el procedimiento de divorcio o regularización de medidas de mutuo acuerdo, la fecha para efectuar la actualización vendrá señalada por el convenio regulador dependiendo de lo pactado por las partes; si han acordado actualización anual, desde la fecha del convenio regulador, desde la fecha de la sentencia o decreto…etc.

Puede darse el caso en el que ambas partes hubiesen llegado al acuerdo de que la actualización se llevaría a cabo de forma anual, pero sin especificar fecha inicial.

En estos casos tomaríamos como referencia la fecha de la sentencia o decreto que haya aprobado el convenio regulador. (Tomando como ejemplo un convenio regulador de fecha 25 julio de 2005 aprobado por sentencia de fecha 29 de julio de 2005, la fecha de la primera actualización de la pensión seria el día 29 de julio de 2006)

También los cónyuges pueden dejar establecido de mutuo acuerdo que la actualización se llevará a efectos con fecha de 1 de enero, de esta forma se procederá a la actualización cada 1 de enero de los años siguientes.

Como Abogados pensamos que lo más recomendable es que la actualización se corresponda con el inicio del año natural, esto es, en enero de cada año, y sobre todo cuando tomemos como referencia el IPC.

Esta última recomendación unida al IPC nos proporciona un sistema de actualización de la pensión de alimentos conforme al coste real de la vida y como dijimos, al ser oficial y publico facilita sobremanera su cálculo y proporciona seguridad. Además, hay que tener en cuenta que estas actualizaciones se producen de manera automática sin que el progenitor custodio (el que la recibe para sus hijos) tenga que solicitarlo. Así de esta forma, el obligado a pagar la pensión sabe que todos los meses de enero ha de actualizar la pensión de alimentos de conformidad al IPC.

¿Y si el IPC es negativo?

Ante esta situación y si la situación del hijo y los ingresos del progenitor obligado al pago también no debería haber una reducción de la pensión de alimentos. No obstante, cada vez más Jueces y letrados y a fin de evitar confusiones futuras por un IPC negativo, introducen en sus sentencia y convenios reguladores respectivamente, una cláusula que recoja que las pensiones se actualizarán conforme al IPC en su variación al alza, es decir, que, si el IPC es negativo, la pensión se quedara en la cuantía que se estableció, variando únicamente si el IPC es el alza y manteniéndose si es negativo.

¿Dónde puedo conocer cuál es el IPC en cada momento?

Puedes conocer cuál es el IPC aplicable en cualquier momento accediendo a la página web del INE (Instituto Nacional de Estadística) pulsando en el siguiente enlace

http://www.ine.es/varipc/index.do

Dejar para finalizar únicamente 2 cuestiones.

Primera. – Que lo comentado para la pensión de alimentos es perfectamente aplicable a la pensión compensatoria

Segundo. – Que, aunque se haya pagado de forma puntual la pensión de alimentos o pensión compensatoria, cabe exigir tanto en vía civil como en vía penal (en el último caso habría que valorar detenidamente caso por caso) la cuantía correspondiente a estas actualizaciones.

Si necesitas un Abogado en León especialista en Derecho de familia para que te ayude a calcular o reclamar la actualización de la pensión de alimentos o pensión compensatoria puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 654 508 632 o rellenando nuestro formulario de contacto haciendo clic en el siguiente enlace

FORMULARIO DE CONTACTO

Igualmente, si te están reclamando a ti la pensión de alimentos como obligado al pago ponte en contacto lo antes posible para poder analizar tu situación y evitar la ejecución de la sentencia y los efectos adversos que conlleva.